Es un lujo contar con un cuarto propio. Mi deseo es que sea un lugar de encuentro, que sirva para pararme ,descansar, reflexionar ,compartir lecturas, sueños, fantasías, escribir con más disciplina y aprender cosas nuevas.

jueves, 23 de junio de 2011

A LA TERCERA VA LA VENCIDA



La adrenalina comienza a fluir por el torrente sanguíneo cuando una persona piensa en su ser amado. Sus pupilas se dilatan, su ritmo cardíaco se acelera y hasta transpira más.

El ahí te quedas duele, es como una especie de cicatriz que tienes en tu muslo, la ves y recuerdas.
Nos despedimos como otros días, fue una noche larga llena de desesperación, sentirme mojada, y hacer el amor como si se escapase la vida Los días y meses siguientes, hice historias y fabulaciones a la medida, todos los coches de color rojo eran el suyo..... No dio explicaciones, no llamó, no apareció, no se atrevió....

El ritmo de mi cuerpo se hace más lento, el sistema inmunológico se ve resentido y las hormonas del estrés comienzan a dispararse por todo el organismo. Fue un periodo de dentro-fuera. Introspección-Sociabilidad. Tuve éxito con los hombres...aunque mi comportamiento demostraba a las claras que quería estar sola, ésa suspicacia e inseguridad parecía atraerles como un imán.


Las opciones pasaron ante mí muy deprisa: Fui psicópata durante dos días pero lo deseche, me imaginaba entre rejas y con una mirada perdida. La depresiva tomo su lugar solo conectaba con la ausencia…..muy patética. La siguiente fue más eficaz resucité es como si viese las cosas en tres D



Como Penélope esperé


y mi duelo tejí de ausencia




¿Dónde se habrá quedado?
el mundo que fue nuestro?



Cita 1

Han pasado años, una llamada telefónica, quiere verme.....Esta envejecido, viene solo habla de su matrimonio roto, de sus hijos, de la impotencia...Lo acogemos y escucho la historia. Las anécdotas y los recuerdos fluyen.....Soy feliz y me duele su infelicidad.

El destino y la perdida cantan un dueto

Ya no busco besarlo en otros labios



CITA 2

Viene con su nueva novia y sus hijos. Acabo de tener a mi hija pequeña, en la visita se muestra feliz. Estoy en el sofá rodeada de mi familia casi no me puedo sentar (él es médico). Y en voz alta, ante la consternación de mi marido y familia. Dice:-Voy a echarle un vistazo a los puntos. Las reacciones son variadas, a mi madre se le caen las gafas, su novia valkiria lo mira y yo solo me río.....





20 años de silencio


Cita 3
Me localiza por una red social. ¿Quieres ser mi amigo? Digo que sí y nos volvemos a ver, la vida le ha tratado mal,..........Siento que se ha quedado empequeñecido, metido en si mismo, con una coraza compacta. .. .Dan ganas de decirle: salta¡¡¡¡.

Mensajes, llamadas, encuentros familiares .Un año, de mails
Quedamos y no vienes...Silencio .Ha conocido a alguien

A la tercera va la vencida...me lo dijeron muchas veces. En los primeros recuerdos de la infancia ya aparece la frasecita, si íbamos de visita y nos ofrecían un dulce solo podíamos decir que sí a la tercera....Yo contaba interiormente, mientras me estrujaba los dedos y pedía a ese Dios... ¡por favor!.....: qué lo diga


Incluso, en el boxeo la tercera caída de uno de los contendientes supone que el otro resulta vencedor en el combate. Es curiosa también otra explicación basada en la disposición de las líneas de los ejércitos romanos: una primera en la que iban los soldados más inexpertos y menos disciplinados; la segunda, formada por combatientes más expertos, .Me trasladó a ese campo de batalla: estoy en la primera fila y caigo, siento esa flecha que taladra las entrañas.... (La Batalla de Cannas (216 aC)) en ese año me restablezco y con todos los honores.

Escuchando a Sabina


“El silencio que esgrimes como un muro,
tantas cosas hermosas que se han muerto,
el tiránico imperio del absurdo,
los oscuros desvanes del deseo”

Desde antes del Renacimiento el amado o amada no tiene importancia, sin embargo la ausencia es lo que mueve y conmueve a la persona. RESUMEN DIAGNOSTICO
Dependientes emocionales” a aquellos que no pueden cortar un vínculo que los desquicia pero tampoco pueden soportarlo.

jueves, 2 de junio de 2011

TRUCO TRATO




MAN RAY collage





Exigir la inmortalidad
del individuo es querer perpetuar un error hasta el
infinito

Arthur Schopenhauer





La muerte no se reconoce, ni se acepta en este siglo XXI y se ha convertido en tabú, antes se les decía a los niños que a los bebes los traía la cigüeña ,pero asistíamos a las escenas del adiós tanto de familiares muy directos o de otras personas que vivían en el mismo lugar. No se hablaba de sexo ,ahora saben la mecánica del follar como algo aprendido, pero se pierden las muertes directas familiares se les oculta, se les lleva lejos ,se les omite ,se les niega o se les adorna.....
Hablando con médicos me dicen que cada vez son más frecuentes los litigios, las denuncias al sistema Hospitalario .Se da la paradoja :”nadie me avisó, gritaba una mujer ante el cadáver de su padre con un cáncer terminal” .


Nos sentimos inmortales, borramos ese Nada de antes del nacimiento y también el Nada de después. Tenemos el pensamiento irracional, avalado sin duda por la ciencia para creer que vamos a durar. Afirmamos la muerte, es decir su existencia únicamente por la muerte de otros, nuestra propia muerte no existe, nos reconocemos como vivos con un yo eterno.......


“Habían quedado en el café de todas las tardes ,pero fue todo diferente ,el camarero no era el de siempre y el cortado se fue enfriando a medida que el reloj llevaba su propia carrera de engullir minutos. Llegó a casa cansada sin presentir nada, la luz de la habitación estaba encendida, se preparó para darle el sermón y vaciar las quejas que llevaba hilvanando desde el bar. El parecía estar agachado con el armario abierto, tiró con suavidad de la puerta y observo la camisa a medio poner, el pelo mojado de la ducha y esos brazos que parecían estar en una postura imposible. Permaneció en el suelo, mejilla contra mejilla, le soplaba en el rostro ,hacia cruces en su frente, besaba sus labios...Transcurrieron muchas horas y no podían separarla de el”.


En la edad Media (hay que decir que eran un poco raritos)la muerte avisaba , así si una tenia el presentimiento de que se iba a morir ,se metía en la cama ,no de cualquier manera (una cama arreglada y adecentada),avisaba a sus seres queridos, amigos y vecinos. El acto tenía que ver con la reparación y el pedir perdón o disculpas a la gente más directa, pero no se quedaba ahí la cosa y la mujer o el hombre que se preparaba para la muerte servía de embajador ante Dios de los que se quedaban.
El miedo a la muerte comienza en el XIX.
Recuerdo un cuento que me aterrorizaba de Edgar Allan Poe en
, el que el protagonista describe los sufrimientos de ser enterrado vivo. Ese argumento lo hemos vivido en películas y seguro que tenía algo que ver con los casos reales que pudieron darse en aquella epoca. El cambio mas importante con respecto a la muerte es que el interesado
es privado de su derecho a saber que va a morir. Se lo pone bajo tutela como a un menor o alguien que
hubiese perdido la razón.

Hablar de la muerte y del dolor pasa a ser
vergonzoso; el duelo es silenciado y se oculta. Si alguien pasa por ese trance nos sentimos incómodos, ya que es un acontecimiento negado y absurdo.
Sin sentido....por lo tanto lo vivimos con temor.




“Hablo con “M” todos los días.

Nos reímos.

Amamos.

Lloramos.
Tocamos el cielo.

Y también fondo.

La eternidad.

No existe.