Es un lujo contar con un cuarto propio. Mi deseo es que sea un lugar de encuentro, que sirva para pararme ,descansar, reflexionar ,compartir lecturas, sueños, fantasías, escribir con más disciplina y aprender cosas nuevas.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Abelardo - Eloisa









Eloisa


Me he dejado atrapar por el nombre, aunque el de mi amiga nos lleva no solo a Europa, sino a tambores Africanos, a Valencia, búsquese la vida y a reminiscencias de los 80. Pero, esta es otra historia .....

Las Cartas de Abelardo y Eloisa


Los protagonistas son un maestro casi cuarentón Y su discípula de 17 años. El es filosofo , ella se queda embarazada, se casan en secreto y es abandonada en un monasterio . Abelardo sufre una castración por venganza de la familia de ella. Posteriormente establecerán una relación epistolar sobre la que se fundamenta el mito de su amor. Su historia se conoce por la correspondencia y el relato de sus desventuras. Esto es lo que ha sido reivindicado desde el romanticismo . Abelardo como filósofo, para unos fue un innovador y para otros no pasa de la mediocridad.

¿ Cómo era Eloisa ?.
Dicen que cautivaba no tanto por su belleza, sino por su gracia, esa fisonomía del corazón que atrae y obliga a amar porque ella ama. Belleza suprema muy superior a la belleza que solo obliga á admirar”..Abelardo desde que la conoce, se describe así mismo centrado en la concupiscencia. La trama viene dada por un Abelardo salido y muy cerca de su objeto del deseo, ya que era su preceptor y consiguió enamorarla. Practicaron la ciencia del amor parece que ningún grado del amor fue ajeno a los amantes y como eran novatos se esforzaban en practicar esos goces: practicaron, practicaron....


Cartas

Callada negabas, resistías con todas tus fuerzas, probabas por medio de la persuasión. Pero, sacando provecho de la debilidad de tu sexo, forcé mas de una vez tu consentimiento con amenazas y golpes.(Ep. V de Ab. a El.).Sin comentarios.....No uso solo su formación, sus años, sino también su fuerza....

Y como suele suceder, los de alrededor se fueron percatando, los amantes de todos los tiempos se creen invisibles, pero la invulnerabilidad de amar, no les hace pasar desapercibidos. Tienen un hijo, él la rapta y allí nace Astrolabio, le pusieron este nombre por la lección que estudiaban en esos momentos. Para reparar las cosas Abelardo propone casarse en secreto sobre todo por miedo a el rechazo social. Nuestra Eloisa valiente e innovadora le dice:

Y si el nombre de esposa parece más
sagrado y más sólido, a mí siempre
me pareció más dulce el de amiga
o, si no te molesta, el de concubina o
el de prostituta. (Ep. IV El. a A


Se casan , esto no sirve para parar las consecuencias...: “Me castigaron con cruelísima y vergonzosísima venganza que recibió el mundo con estupor, amputándome aquellas partes de mi cuerpo con las que yo había cometido lo que ellos lloraban.”

Al cabo de los años ya en un monasterio se renauda la correspondencia.

Ahora bien, en toda condición de mi
vida, Dios lo sabe, es a ti más que a
Dios a quien he temido ofender, a ti
más que a Él a quien he deseado
agradar.
(Ep. I El. a Ab.)


A partir de este momento, los amantes cultivan la memoría. Mi abuela siempre comentaba que el amor tiene memoria de tísico.-Te acuerdas. El sitio, el instante, las palabras, el juramento, etc.
Y colorín colorado: Eloísa vive para Abelardo fingiendo que vive para Dios.
Hacia un día lluvioso visité el mausoleo de los amantes, me acompañaba mi hija, ponía cara de fastidio, mientras seguía tecleando en su móvil, su rostro resplandeció de pronto, se ilumino cobrando vida .Pude leer el pantalla, porque debido al ataque de alegría, cerraba y abría el móvil como si fuera un tesoro:

“N sty nfdado. Tq”


Los amantes anónimos depositan flores frescas sobre la lápida. Ese día estábamos solas Yo me repetía esta historia que os he contado, sentí lágrimas... Y pude leer:

Aquí
bajo la misma losa, descansan
el fundador de este Monasterio:
Pedro Abelardo
y la primera Abadesa, Eloísa,
unidos otro tiempo por el estudio, el talento,
el amor, un himeneo desgraciado,
y la penitencia.
En la actualidad, esperamos, que una felicidad
eterna los tiene juntos.