Es un lujo contar con un cuarto propio. Mi deseo es que sea un lugar de encuentro, que sirva para pararme ,descansar, reflexionar ,compartir lecturas, sueños, fantasías, escribir con más disciplina y aprender cosas nuevas.

lunes, 5 de abril de 2010

INFIDELIDAD




Él

Hace dos días que estoy solo en la casa, voy tomando posesión de las cosas... Sigo mirando el teléfono móvil, pero sé que tengo tiempo...puedo hacer lo que quiera.
No tengo que dar explicaciones a nadie.
Vuelvo a mirar la agenda. Estoy desentrenado. Voy a quedar con alguien, prefiero desayunar fuera e ir rompiendo la cadena de hábitos fijos que componen una vida.




Ella

La rabia sube...

¿Por qué a mí?: a veces lo cambio por el nosotros. Me pregunto como hubiese sido más fácil, más aceptable, digerible... ¡En fin ¡.Construyo una película:

Toma uno:
“No se que me paso: bebí y bebí. Y me desperté en aquella cama.”

Toma dos:

Él me lo cuenta despacio.- No podía seguir con esto... (Hace solo dos semanas)

Toma tres:

Los veo por la calle, voy guapísima y me los cruzo. Es una chica fea, me concentro en su bigote y me siento muy bien

Toma cuatro:


Estoy en mi sesión con la psicóloga, repite la palabra aceptación, me pone un ejemplo de los leones... ¿qué les enseñan en la carrera?....


Toma cinco:

Los dos nos miramos, la mía es fija y torcida. Él sigue abierto en la mesa del dormitorio, es negro con pantalla extraplana y con el símbolo de la manzanita. No responde a mis malas intenciones, las lucecitas siguen parpadeando cuando lo tiro por la ventana.



“La expresión española «poner los cuernos», en italiano, por ejemplo, se traduce por metiere le coma y si mis fuentes no me engañan, en chino se expresa como «poner un sombrero verde». En cualquier caso, con cuernos o sombreros, parece que la infidelidad está en la cabeza del que la recibe “. V. Tasso

Hoy no me he puesto un sombrero verde. Sé que algunos estarán probándoselos en estos momentos. En la monogamia se da por sentado la noción de exclusividad, tanto amorosa como sexual. La exclusividad en la monogamia lleva a tener que elegir sólo a una persona y a excluir a todos los posibles candidatos.
No hay derecho, me comentaba una amiga, sé que ahora que no puedo, es cuando aparecen más posibilidades.
La infidelidad tiene que ver con las reglas implícitas o explicadas de esa pareja en particular. Las relaciones de pareja son difíciles de definir porque se basan en pactos muchas veces verbalizados y otras no.


Creo que estamos superando etapas históricas y literarias, donde la infidelidad femenina era demonizada y la masculina un valor en alza. Hombres y mujeres podemos ser fieles o infieles por igual. La infidelidad va más allá de lo genital y cada pareja tiene sus consideraciones propias.

«El sexo es el concepto que tenemos de nosotros mismos como seres sexuados.», la definición es de Efigenio Amezúa.

Cuando paseo por lo alrededores del Incisex, no veo el barrio popular, solo pienso en sexo ,porque fueron dos largos años dándole vueltas a la dichosa definición, contada por un experto sexólogo, que alucinaba como un niño y siempre partía devolviendo lo preguntado, al principio, nos cabreaban esas no respuestas pero muchos años después te das cuenta de su utilidad .
Aprendí que somos seres sexuados, es decir, provistos de unos órganos sexuales específicos, de un sistema endocrino para que funcionen y una especie de termostato mental por el que aprobamos o sancionamos el uso (sexual, se sobreentiende). Aquellos años sirvieron para conocer el Madrid nocturno, investigar en nuestras propias actitudes y reconocer que ese: Solo sé, que no sé nada era bastante liberador.

Vivir la premura, la velocidad, la ansiedad que implica el deseo. Lo perseguimos, quizás buscándonos a nosotros mismos, a ese rostro que nos gustaba, ésas ideas que nos parecían geniales, a ese creer en nosotros. Todos los restos perdidos, los ponemos en otra persona, qué nos devuelve ese puzzle y volvemos a construir nuestra imagen.

Cuando deseamos, componemos, cuando deseamos, escribimos. Quizá sea por eso por lo que algunos, en determinados momentos, adoran la inmensa capacidad creativa del deseo.


El enamoramiento cree en esa asociación amor/sexo. . Pero mientras esperamos la respuesta, el sexo esta ahí .Woody Alien en una entrevista decía: «El sexo sin amor es una experiencia vacía, cierto. Pero de entre las experiencias vacías es una de las mejores».




De sobras sabes que eres la primera,
que no miento si juro que daría
por ti la vida entera,

y, sin embargo, un rato, cada día,
ya ves, te engañaría
con cualquiera,
te cambiaría por cualquiera

J. Sabina