Es un lujo contar con un cuarto propio. Mi deseo es que sea un lugar de encuentro, que sirva para pararme ,descansar, reflexionar ,compartir lecturas, sueños, fantasías, escribir con más disciplina y aprender cosas nuevas.

martes, 16 de marzo de 2010

AUSENCIA Y SENTIDOS


Tienes que seguir.... él lo querría así

Asiento con la cabeza, pero tengo ganas de reírme como una hiena.

La muerte es una palabra.

Y yo caminaría por todos los desiertos de este mundo y aun muerta te seguiría buscando, a ti, que fuiste el lugar del amor.




Toco sus cosas ,rebusco en su despacho, me pongo la música a todo volumen, eso me permite gritar y llorar al mismo tiempo. No decías, que sé hacer tres cosas a la vez.-Pues, mira y observa...
En ese momento, el caos de los objetos que parecen mirarme, me calma.


Por las noches te toco, tú piel es toda para mí. Oigo tu voz susurrando :Caliente ,frío, templado, cerca, te quemas ,etc. Tus pezones se arrugan antes de que el dedo húmedo se aproxime, tú respiración se acorta y se que esperas... Aunque, té haces el muerto.


La carga emotiva depositada en una caricia es registrada por el cortex insular, el cual sólo se activa cuando percibimos sensaciones amorosas o la atracción por el ser amado. Este descubrimiento confirma la enorme importancia de la ternura en las relaciones humanas, así como de las caricias y la comunicación táctil, cargada de emoción, en las relaciones amorosas, ya sean familiares o de pareja, así como en las relaciones sociales.
Te echo menos, paso como de puntillas y todo es ausencia. En la cama dejo tú lado libre, al darme la vuelta, siento tus manos recorriendo mi cuerpo, lentas por la noche y ávidas por la mañana.


El tacto es el sentido más estudiado en la esfera de lo sexual. Los receptores táctiles se distribuyen por todo el cuerpo. Desde un primer contacto con una persona se deducen las intenciones: como nos toma del brazo, apretón de manos, roce casual, etc. El conocernos, supone saber qué nos gusta y qué nos deja indiferentes. Hay personas que cuando tienen frío no reaccionan a las caricias A veces, la excitación no tiene nada que ver con las supuestas zonas erógenas, se pueden suscitar reacciones placenteras, cuando nos peinan o nos besan en las sienes. Se ha dicho a través de la literatura que las caricias embellecen.

Vendrás, no vendrás, el vacío se hace grande, cualquier ruido, me hace mover las orejas, como a nuestro cooker.
Me acerco tú camiseta: la huelo, la husmeo, la aspiro, etc. De alguna manera, el aire se hace cómplice y estas conmigo.

El algodón es como un gran pañuelo,
que envuelve mi cabeza
entierra mi nariz
me lleva a ti
Y te incorporo



El olfato es el sentido más elemental del ser humano, ligado anatómicamente con partes del cerebro vinculadas a la emoción. Por el olfato se detectan simpatías y antipatías de forma muy rápida. El olor personal se sigue manteniendo junto a otros aromas de colonias y lociones. Muchas mujeres reconocen a los seres amados a través del olfato. Olores procedentes del hombre, que nos hablan de sus costumbres, de su ropa, de su colonia. La irradiación aromática tiene que ver con los sentimientos, el mal humor, el enfado, la frustración hacen crecer esa irradiación; la tristeza y el dolor pueden hacerla decrecer. Los olores desencadenan toda una gama de sentimientos: erotismo, placer o evitación Hay aromas que despiertan el placer, que embriagan los sentidos, pero en exceso tiene un efecto más bien inhibitorio. Cuando el olor del otro nos resulta desagradable hay una ruptura de armonía en el hombre o mujer. Se ha hablado del amor como el ardiente deseo de respirar una parte del ser amado. A veces el bienestar erótico que habéis experimentado en algún sitio puede tener que ver con el aroma propio del paisaje, con la estación del año, el olor de la tierra, el mar.

"Te veo y no te veo", la frase me produce ternura, me la repetían de pequeña, cuándo hacía algo que no estaba del todo bien. Es lo que siento ahora mismo. Observo tu rostro, veo el ceño fruncido y esos ojos que pueden mudar de color. A ratos, casi no te veo, necesito reconstruirte, pero solo me viene la imagen de una foto.... Lloro... y como si fuera un último deseo, la cerilla se enciende y tú vuelves. Es como si fuese una clase de anatomía, partes aisladas que componen un todo...

La vista nos proporciona la imagen del otro y nos da nuestra propia imagen. A través de este sentido, sacamos determinadas conclusiones: como andan, forma de mirar, rasgos físicos. Se ha dicho que la persona enamorada no ve más allá del objeto de su amor. Cultivar el mirar es contemplar a la pareja, recordar sus rasgos, observar como se viste o como se desnuda. La contemplación estética nos conmueve física y psíquicamente.

El silencio no es liviano, siento su peso ,a veces creo que me llamas desde el jardín, y ese . _¿ Dónde estas?.... suena tan bien.

El oído nos hace experimentar distintas reacciones, el silencio puede vivirse como gratificante o aterrador, lo mismo pasa con los ruidos de la naturaleza y con determinados parajes. Se habla de la música como la llave del corazón, determinados ritmos contribuyen a la excitación sexual. Cuando una persona está baja de tono es como si enmudeciese su música interna. En el amor se experimenta la necesidad de percibir cada una de las palabras de la persona amada. Somos receptivos al tono: “No sé lo que decía, pero sonaba muy bien “.

A ratos, te paladeo, te incorporo, es como si te comiese con los ojos cerrados.
Otras, te veo cocinar, partes todo con minuciosidad y sacas la lengua cuando te concentras. Miras expectante como un niño, esperando la nota y en ese momento solo sé que te deseo.


El gusto es un placer del que hacemos uso frecuentemente. Las expresiones eróticas están llenas de comparaciones con sabores.

lunes, 1 de marzo de 2010

Constitución sexual


Un poco de ciencia ficción






Estamos a finales del siglo XXI.Mi abuela vive en una residencia y todos los domingos me reservo un tiempo para las dos. Cuando era más pequeña, casi no me llevaban a verla, mi madre consideraba que no era un espacio indicado para una niña, era ella la que evitaba a toda costa a su madre y se defendía con argumentos peregrinos, ver tantos viejos juntos, olvidados en la sillas de ruedas y ese olor que parece perseguirme y que es una mezcla de vejez, enfermedad, pañales, etc. Cómo suele suceder, mis protestas se agudizaban ante sus negativas y desarrollé unos deseos intensos de compartir más tiempo con Ana María, mi yaya.
Hoy he llegado más pronto de lo habitual, aun así miraba inquieta por la ventana y repetía es: Va a venir mi nieta.
-Sabes, desde mi infancia me he sentado así a esperar, siempre fui dócil, porque esperaba. Sé que todas las mujeres aguardan....

La tarde ha transcurrido con los pequeños ritos que tenemos establecidos entre las dos. Siempre me guarda algún tesoro. Trocitos de granada, hojas pintadas de purpurina ,abre el joyero muy despacio y me enseña la última pulsera de bolitas de colores, que me ha hecho. El sol da también contra el vidrio de sus ventanas y poco a poco la luz se va debilitando en el jardín. Miró su rostro y quiero tener la certeza, de que la voy a ver, mañana, al otro, el domingo
, una serie interrumpida de días; aunque ya me sé cada rinconcito de su cara, deseo tener la garantía, que nuestros momentos van a durar siempre


Hoy como quien no quiere la cosa, me ha preguntado por José y después ha empezado hablar de mi abuelo. ¿Ahora, no lo entiendo mucho?. Los derechos sexuales están reflejados en la Constitución. El primero es el placer sexual. Para mi generación fue algo que intentábamos conquistar, saber más, hablar de ello y practicar. Para vosotras es un problema, lleváis mucha presión. Ninguna chica joven admitiría, pasar del sexo, sin embargo, cuándo estaba con tu abuelo, a veces, se me iba el santo al cielo, pensaba en las cortinas nuevas...Sabia que me iba a quedar en el camino, no pasaba nada....Recuerdo que de muy jóvenes, sólo existía la pasión, abarcarnos, llenarnos, mezclarnos, lo hacíamos tan bien, que era difícil diferenciar, sus manos y mis manos, sus huesos y mis huesos.


Voy pensando en sus palabras:
Artículo 1


Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben recibir placer sexual los unos de los otros. Siempre que se establezcan como pareja.




Mi abuela si fuese joven, no entendería nada. Sexualmente correcto, esa palabra no existía. Ahora a nadie se le ocurre pensar en cortinas, ni distraerse en pleno sexo oral, ni darse media vuelta porque hoy no tiene ganas. Ni deserotizar al compañero sexual haciendo un comentario fuera de lugar, ni dejar de presionar con la mano cuando el clímax esta a la vuelta de la esquina. Engañar, disimular, no hacer ,etc. Puede causar la ruptura inmediata de la pareja, es decir, todo lo que impida cumplir las cláusulas del contrato sexual, reflejado en la constitución. Eso, sí obviando, causas físicas ,o de fuerza mayor, fenómenos naturales, etc. Para poner un ejemplo, un terremoto es incompatible con la actividad sexual,todo lo inesperado un gripazo también y por supuesto cualquier alteración biográfica como la muerte.


Llegó a casa, quiero aterrizar en el sofá, pero allí está J.. esperándome.
Veo a mi abuela haciendo pasteles,las medidas a ojo,porque sabe que nos gustaran...de todas formas.